Vehículos usados se valorizaron en 2020, una oportunidad de negocio para los próximos meses

La comercialización de vehículos usados ha contribuido con la recuperación del mercado de los autos en Colombia y ha representado un impulso para el proceso de reactivación económica del país. Entre 2019 y 2020 el precio en las listas de vehículos usados aumentó cerca del 5 %.



Históricamente el valor de los vehículos usados en Colombia ha ido a la baja como lo demuestra lo ocurrido entre 2010 y 2019, años en los que todos los modelos de carros se depreciaron. Por ejemplo, un Spark GT Full equipo, que, en 2011, nuevo, costaba alrededor de 28 millones, en el 2019, (con 8 años de uso y un kilometraje promedio) cerró por debajo de los $15 millones, un fenómeno normal. Sin embargo, en el 2020, año atípico por demás, la gran mayoría de carros usados ha aumentado su valor con respecto al 2019.


Con los años, y especialmente a partir de la apertura económica de la última década del siglo pasado, los automóviles pasaron de ser un activo que aumentaba su precio, a un bien que pierde valor día a día, desde el momento en que sale del concesionario. Hoy, la comercialización de vehículos usados es una gran oportunidad para muchas personas. Desde los que están en búsqueda de un carro para no usar el transporte público, pero no quieren adquirir un activo que se deprecia rápidamente, hasta aquellos que encuentran el momento propicio para cambiar su vehículo actual.


“Mientras que de 2019 a 2020 se observa un incremento de precio en las listas de vehículos nuevos entre un 4% y un 8%, nuestra data nos ha permitido identificar que el valor de los vehículos usados ha aumentado su valor en un promedio cercano al 5%, todo esto debido al aumento significativo que tuvo el dólar durante el año” afirma Felipe García, Gerente de OLX Autos para Colombia.


La comercialización de vehículos usados ha contribuido con la recuperación del mercado de los autos en Colombia y ha representado un envión importante para el proceso de reactivación económica del país. Entre mayo y octubre de este año, se han comercializado 335.000 vehículos usados, manteniendo un crecimiento constante mes a mes, resaltando septiembre y octubre como los más altos del año y llegando, incluso, a alcanzar niveles de ventas superiores a los de antes de la pandemia. Lo anterior, puede reflejar una normalización en las dinámicas económicas del país, o que los colombianos han encontrado una buena oportunidad para cambiar o vender su carro.


Como es costumbre, el mayor número de traspasos se registra en las marcas Chevrolet y Renault, que son a su vez las de mayor participación en ventas en los vehículos nuevos, mientras que vehículos como el Logan y el Sandero modelo 2019 han aumentado su precio en un 3% y 4% respectivamente, referencias como Spark 2019 y Aveo 2014 usados, lo han hecho hasta en un 6% y 8%.


Además de Chevrolet y Renault, otras referencias de automóviles usados que han tenido gran rotación y que han aumentado su precio en por lo menos un 5% son, entre otras, Kia Río, Hyundai Accent i25, Hyundai iX35 Tucson, Ford Edge, Ford Explorer y Chevrolet Tracker.


Según García: “Hay otros factores que juegan al momento del aumento o disminución del precio de los vehículos usados. Toyota, por ejemplo, es una marca muy apetecida por su calidad y trayectoria, lo que repercute en el precio de reventa. Mientras que otras marcas, a pesar de tener muy buenos estándares, tienen menor demanda. También, a veces, existen situaciones propias del mercado que inciden en los precios, como, por ejemplo, la sobreoferta, que hace que el precio tienda a disminuir”.


Esta positiva revaluación no solo es un indicador de la reactivación del país, sino que también representa una ventaja para miles de personas y para comercializadores de este sector de la economía, pues pueden tener mejores oportunidades en la compra y venta del usado.


Finalmente, Felipe García indica que la volatilidad económica mundial hace difícil pronosticar un panorama para el 2021. Aunque es claro que cada vez más el mercado está inclinándose hacia la adopción de mecanismos de comercialización en donde la tecnología y digitalización facilitan profundamente la experiencia del usuario a la hora de comprar y vender vehículos.

0 comentarios